Aplicación Tank Cure

TRATAMIENTO PARA INTERIOR DE DEPOSITOS

logo tank cure
Poly-Service, el fabricante de Tank Cure, lleva varios años elaborando este producto y a adquirido gran reputación en toda Europa .
Suministra este producto en 2 tamaños, 450 gramos para depósitos de hasta 20 litros ( motocicletas ) y 600 gramos para depósitos de hasta 60 litros ( automóviles ).
Los depósitos de gasolina pueden llegar a oxidarse y agujerearse. Con este producto se pueden reparar con éxito ya que es resistente a las gasolinas y aceites . Se obtiene una capa interior protectora que incluso llega a sellar pequeños poros (0.5mm)
Después de haber experimentado durante 10 años con nuestro producto hemos desarrollado un sellante que se puede aplicar con éxito en depósitos de hierro, aluminio, poliéster y fibra de carbono. No tiene adherencia sobre depósitos de plástico.
Estos últimos años debido a exigencias ecológicas se han ido añadiendo a la gasolina porcentaje cada vez mas elevados de ETANOL.
Debido a esto, las prestaciones exigidas al Tank Cure han ido aumentando. Por ello, la formulación del Tank cure se ha modificado recientemente, se ha aumentando la viscosidad, permitiendo un mayor grosor de película en el interior del deposito. La temperatura mínima de aplicación tanto del producto como de la pieza a tratar es de 20º.
El Tank cure actual soporta perfectamente las gasolinas que incorporan hasta un 10% de etanol.
A los depósitos tratados con nuestros productos nunca agregar limpiadores de carburadores a la gasolina ya que eso podría alterar al tratamiento interior.
IMPORTANTE : Por motivos de seguridad en el transporte los componentes « A y B « del Tank Cure van unidos por un sello de plástico blanco que hay que cortar para poder separar los 2 componentes

Método de trabajo en 3 fases:
  1. Limpieza de depósito
    Limpiar el interior del deposito con ayuda de un desengrasánte como nuestro TANK CLEANER ( para desengrasar un depósito es necesario 0,5 litros ). En caso de que el depósito esté muy sucio y con restos de aceite resecos es necesario 6/7 horas para que el producto actúe, pero normalmente será suficiente con 2 horas ( ir agitando el depósito cada cierto tiempo para que las paredes se mantengan húmedas ). Una vez vaciado el producto hay que aclarar con abundante agua hasta que salga limpia y sin espuma y secar el interior.
    En los depósitos de poliéster y aluminio que no necesitan desoxidarse hay que tener la precaución de secarlos interiormente antes de aplicar el sellante con aire a presión.
  2. Desoxidado del depósito
    Para permitir una buena adherencia de nuestro sellante sobre la superficie del interior del depósito es indispensable que este limpia de oxido. Esto lo conseguirá con nuestro RUST REMOVER. Dependiendo del estado de oxidación tardara entre 2 y 4 horas en actuar, iremos agitando el depósito cada cierto tiempo para que las paredes se mantengan húmedas. A una temperatura de 25º el producto actuara mucho mejor. Añadiendo un puñado de grava, pequeña cadena o tuercas ayudaremos a despegar la capa de oxido. Una vez vaciado hay que lavar con abundante agua y a continuación secar el interior del depósito con aire a presión. Para un depósito es necesario 0,5 litros de RUST REMOVER.
    Para garantizar un buen resultado el interior del depósito tiene que estar desengrasado, desoxidado y completamente seco antes de aplicar el sellante.

  3. Aplicación del sellante.
    Comprobar en primer lugar que tanto el Tank cure como el depósito a tratar estén como mínimo a 20º ya que es la temperatura mínima de aplicación para que la mezcla se deslice bien por el interior del depósito, si es preciso calentar con ayuda de un secador de pelo el Tank Cure y el depósito. Proteger la rosca del grifo de gasolina, desmontar sistemas internos de niveles de gasolina. Si el depósito estuviera pintado envolverlo convenientemente con una bolsa de plástico y cinta adhesiva, y dejar libre el agujero del tapón de gasolina. Proveerse de un tapón adicional hecho de corcho o madera para utilizarlo a la hora de aplicar el sellante.
    Mezclar el componente “A y B” de TANK CURE y removerlo enérgicamente (no batirlo) durante 3 minuto. A continuación vaciar dicha mezcla en el interior del depósito, tapar la boca del depósito con el tapón que previamente nos hemos confeccionado e ir moviendo lentamente el depósito en todas sus direcciones para asegurarnos que el sellante impregne todas las paredes. Repetir esta operación durante 15 a 20 minutos para proporcionar un buen grosor de recubrimiento.
    A continuación vaciar el material sobrante. Si se nos ha manchado algún paso de rosca limpiar esta con un poco de acetona antes de que empiece a secar el sellante.
    Si el depósito tiene tubos interiores de paso de aire, aplicar aire a presión para eliminar restos del producto.
    Si él depósito tiene pequeños poros (máximo 0,5mm) antes de tratarlo es conveniente taponar la zona por la parte exterior con cinta para que no salga producto durante la aplicación. Una vez tratado el deposito y después de haber vaciado el sobrante, dejar el deposito de manera que al escurrir forme una capa gruesa de producto sobre la zona deteriorada.
    Dejar el depósito en reposo con el tapón abierto para que seque el tratamiento por un espacio de 10 días antes de llenarlo de gasolina.


Observaciones Importantes:
  • Para un depósito de 20 litros es necesario 450 grs de sellante
  • Para un depósito de 60 litros es necesario 600 grs de sellante
  • En caso de no utilizar todo el Tank cure habrá que mezclarlo a peso, no a volumen y terminar de utilizar la parte restante antes de 1 mes
  • Los productos tienen una caducidad máxima de 12 meses, siempre que los botes se mantengan cerrados y en lugar seco sin saltos de temperatura
  • Para gasolinas con un porcentaje superior al 10% de ETANOL no es recomendable utilizar el Tank cure
  • Nunca agregar a la gasolina limpiadores para carburadores ya que podría alterar al Tank Cure
  • Tiempo de secado del producto a 20º diez días

Instrucciones de seguridad:
  • Nocivo por inhalación y por contacto con la piel.
  • Usar en lugares ventilados con guantes, ropa de trabajo y mascarilla.
  • No tirar los restos del producto en la alcantarilla.
  • Mantener los productos alejados de fuentes de calor y de los niños.